(Desde Bonn, Alemania)

La región amazónica, también conocida como “Los pulmones del mundo”, representa el bosque tropical más extenso del mundo y su extensión abarca parte de países como Brasil y Perú. Además, se destaca por ser una de las ecorregiones con mayor biodiversidad en el mundo, con la capacidad para almacenar el carbón emitido por las actividades industriales en sus bosques.

Sin embargo, la Amazonía barca más que solo bosque y biodiversidad, sino también, es el hogar de gran cantidad de comunidades indígenas, las cuales son directamente afectadas por la degradación y pérdida de sus tierras, así como, por los impactos del aumento de la temperatura del planeta, uno de los cuales afecta a la salud.

“Se están secando los ríos y ahí entramos en problemas en las comunidades”

Comenta  Estebancio Castro, Secretario ejecutivo de la Alianza Internacional de los pueblos indígenas y tribales de los bosques tropicales. En el marco de la Conferencia de Cambio Climático en Bonn, durante el evento “Diálogo sobre mitigación y adaptación entre estado y pueblos indígenas” (organizado por COYCA – Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la cuenca Amazónica), la Ruta del Clima tuvo la oportunidad de conversar con él, donde nos explicó sobre la relación entre el cambio climático, la salud y los pueblos indígenas.

Indicó que el problema con la salud está vinculado de manera directa con la disponibilidad de agua, tanto por la escasez, como por el aumento de precipitaciones. Por un lado, se cuenta con el peligro de que se sequen los ríos, mientras que por el otro, a raíz del aumento de las lluvias, si no se tiene un buen cuidado de las aguas estancadas se incrementan los casos de Zika.

Si bien, según Estebancio, las comunidades tratan de sobrellevar el problema, haciendo más limpieza y reforestando para poder tener agua potable disponible, el tema de salud no está incluido en la parte económica. Es así, que destaca la urgencia de que en las negociaciones del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático se discuta cómo se va a dar solución a este problema, tanto  a nivel de comunidades indígenas como en las ciudades.

Las negociaciones en materia de implementación del Acuerdo de París continúan hasta el 26 de Mayo, sin embargo, la preocupación de Estebancio y de las comunidades que representa no termina con el Acuerdo de París o las negociaciones en Bonn. Y así lo refuerza Josefina Braña – Varela, directora del equipo de REDD+ en Colombia de World Wildlife Fund for Nature (WWF), quien concluyó: “El acuerdo de París no significará nada sino se refleja en la agenda nacional de cada país”.

Por: Vanessa Bolivar

____________________________________________________

La Ruta del Clima, como miembro de Global Water Partnership (GWP),  fue parte de la delegación oficial de GWP en las negociaciones de cambio climático en Bonn.
Para más información sobre GWP: www.gwp.org

Logo Ruta 2016

Anuncios